marzo 27, 2014

La razón de practicar paciencia



“La práctica de la paciencia no quiere decir que hagas todo lo que alguien te pida, como por ejemplo matar inmediatamente a una señora gigantesca del tamaño del Monte Meru o del tamaño de una pulga. No es eso. Lo que significa practicar paciencia es pensar o sentir de corazón que esa persona es el ser más amable, más precioso y más querido. Esto es lo que el Buda enseñó: para practicar paciencia necesitas que haya alguien con quien hacerlo: la persona llamada «enemigo», el que se enfada contigo. Si practicas paciencia y no respondes a tu vez enfadándote, esa persona te está dando lo más precioso: la iluminación, el estado de mente omnisciente. Gracias a esa persona puedes llevar a seres innumerables a la iluminación, liberarles de los océanos de sufrimientos samsáricos y proporcionarles la iluminación completa.
Esta es la razón de practicar paciencia.
Tienes que saber responder a esa persona hacerlo con habilidad, y para eso necesitas tener sabiduría, y por esa razón aprendes el dharma. Puedes pasar este consejo como si fuera un regalo a los demás. Puedes no digo que debas hacerlo.”


—Lama Zopa Rimpoché

Boletín mensual FPMT 2014



Enero

Febrero

Marzo

Abril